Central de Pole

Blog Central de Pole

IVA en la Cultura

La magia del escenario no puede ser tan cara



A cualquiera que se le diga que en España cualquier espectáculo que quiera mostrarse sobre un escenario tiene que pagar un 21 por ciento de IVA cultural se echaría las manos a la cabeza. Pues sí señores, esto es algo que ya lleva demasiado tiempo, excesivo a mi parecer, existiendo en España, y aunque ahora se plantea una bajada notoria, ni contempla todas las artes ni se ha efectuado aún.

Digo excesivo porque jamás debió tener ni un segundo de cavidad en una sociedad tan "avanzada" como la nuestra. No voy a meterme en cuestiones políticas sobre quién decidió esta magnífica medida económica, porque tampoco creo que aporte soluciones sino más crispación todavía, sino que quiero dirigirme a vosotros para ver qué podemos hacer entre todos para acabar con esto.

Es innegable que esta situación va ligada al factor cultural, y he de decir que en España deja mucho que desear. Si nos fijamos en países como Francia o Estados Unidos en los que padres e hijos acuden a distintos espectáculos nos sorprendería bastante. Lo primero porque a nosotros no se nos ha inculcado esa inquietud por las artes en general y siempre lo han asociado a jóvenes, y sobre todo a adultos.

Los españoles no nos hemos dado cuenta de que tanto la música, el mundo de la acrobacia o el teatro son una ventana abierta a un mundo lleno de nuevas experiencias. Os aseguro que jamás vais a salir de un teatro o de un espectáculo sin que estos os hayan producido sensaciones, buenas o malas, pero sensaciones nuevas. La vida no es sota, caballo y rey, o por lo menos no debería serlo.

Sin embargo, creo también que somos un poco injustos al sentenciar a la persona que ha decidido que los que menos ganan y los que peores condiciones laborales tienen, los artistas, sean los que más impuestos tengan que pagar. Todos y cada uno de nosotros tenemos un papel directo en ello, y he de decir que nos quejamos mucho desde casa y en nuestro entorno de confort pero a la hora de la verdad damos un paso atrás como si no supiéramos de qué nos están hablando.

Lo que, en mi opinión, tenemos que hacer es apoyar los espectáculos, asistir. Apoyar a los artistas que se levantan todos los días a las 6 de la mañana para entrenar, a los músicos que no se acuestan sin haber perfeccionado los acordes o al actor que ha estado horas ante el espejo repasando su texto. Protestar, siempre desde el respeto y sin violencia, cuando tengamos oportunidad para hacer ver que la situación es insostenible. Dejarnos las manos aplaudiendo cuando en los espectáculos los mismos actores/actrices, músicos y artistas lanzan indirectas a los que están arriba a modo de recordatorio.

Nosotros creamos arte, de la misma forma que debemos cuidarlo y defenderlo a capa y espada.

 



 

 

Bárbara Arrieta Baladés

La Flexibilidad
La vida es demasiado efímera como para pensarla do...
Subir